Diastasis de los rectos

Diástasis de rectos nhs

A algunas mujeres se les debilitan y separan los músculos del estómago durante y después del embarazo. Esto se conoce como separación abdominal, «diástasis de rectos» o «divaricación de rectos». Se trata de un trastorno frecuente que suele mejorar en las primeras 8 semanas después del parto.

La separación abdominal se produce cuando el crecimiento del útero hace que los dos músculos largos y paralelos del estómago se separen. Estos músculos van desde el pecho hasta la pelvis, justo debajo de la piel, por el centro del vientre.

La separación abdominal es más frecuente en mujeres que han tenido más de un hijo, tienen más de 35 años o van a tener gemelos o trillizos (o más). También puede ocurrir en mujeres de baja estatura que van a tener un bebé más grande de lo normal.

Si tiene separación abdominal tras el nacimiento de su bebé, es posible que pueda ver un hueco entre las dos bandas de músculos abdominales. Puede ver este hueco con más claridad si se tumba boca arriba y levanta la cabeza.

La cirugía consiste a menudo en utilizar puntos de sutura para reparar la pared abdominal y reducir el espacio entre los músculos. Esto puede mejorar la calidad de vida y la fuerza muscular, especialmente cuando la separación es mayor de 3 cm.

¿Se puede corregir la diástasis de rectos de forma natural?

La diástasis de rectos puede prevenirse y revertirse sin cirugía. La clave para corregir la diástasis de rectos reside en la activación terapéutica del transverso abdominal, el músculo abdominal más profundo, y en la coordinación adecuada con el diafragma y el suelo pélvico.

LEER MÁS  Operación de senos precio

¿Qué se siente con la diástasis de rectos?

Síntomas de la diástasis de rectos

Sensación de «flacidez» en los músculos abdominales. Disfunción de los músculos del suelo pélvico que provoca problemas urinarios o intestinales (incontinencia, pérdidas, estreñimiento, etc.). Dolores lumbares, pélvicos o de cadera. Mala postura.

¿Qué ocurre si no se trata la diástasis de rectos?

La diástasis de rectos puede provocar efectos secundarios como dolor lumbar, estreñimiento y pérdidas de orina. También puede dificultar la respiración y el movimiento. En algunos casos raros, el tejido puede desgarrarse y formar una hernia, en la que los órganos asoman por la abertura.

Cirugía de la diástasis de rectos

La diástasis de rectos es una preocupación legítima durante y después del embarazo; después de todo, el útero se estira para acomodar al bebé, que pasa del tamaño de un aguacate a una sandía entera. Esto puede pasar factura a tu cuerpo, pero, afortunadamente, puedes minimizar los daños y acelerar la recuperación. He aquí cómo.

Piensa en la diástasis de rectos como lo que ocurre cuando intentas cerrar a la fuerza una bolsa de viaje demasiado llena y acabas con la cremallera rota, abierta, con los dientes fuera de su sitio y deshecha. La diástasis de rectos es algo parecido: se produce como resultado de la tremenda presión que ejerce el bebé sobre los abdominales, incluido el recto abdominal (el músculo del «six-pack») y la línea alba, una franja de tejido conjuntivo que recorre el centro de la pared abdominal. A medida que el bebé crece y usted puja durante el parto, esta franja se estira -y a veces demasiado-, aumentando la distancia entre los músculos izquierdo y derecho.

LEER MÁS  Mejor cirujano lipoescultura españa

«La diástasis de rectos es una cuestión mecánica», afirma el Dr. Michael Tahery, ginecólogo-obstetra de Los Ángeles con formación en uroginecología. «La pared abdominal tiene cierta capacidad de estirarse para acomodar al bebé». Pero a medida que el útero se estira, también empuja todo desde el centro hacia los lados. El resultado puede ser una separación de los abdominales, a veces más ancha que la separación de dos dedos: se puede notar unos cinco centímetros por encima y por debajo del ombligo. La situación puede resolverse por sí sola, aunque los estudios muestran que alrededor de un tercio de las mujeres siguen teniendo separación de abdominales después de 12 semanas después del parto.

Diastasis de los rectos del momento

Publicado por Revere HealthDiastasis Recti: Qué es y cómo superarloJune 13, 2017 – Medicina FamiliarOB/GYN La diástasis de rectos es una condición en la que el vientre sobresale debido a un ensanchamiento del espacio entre los músculos del vientre izquierdo y derecho. A veces se conoce como «pooch».

La diástasis de rectos es muy común entre las mujeres embarazadas, afectando a unos dos tercios de todas las mujeres que se quedan embarazadas. También puede darse en recién nacidos, aunque en estos casos debería desaparecer por sí sola. Los hombres también pueden padecerla, posiblemente por hacer dietas yo-yo, abdominales o levantamiento de pesas incorrectos, o por otras causas.

El embarazo ejerce una presión suficiente sobre el vientre que provoca la incapacidad de los músculos de la parte delantera del estómago para mantener su forma. «Diástasis» significa separación, y «recti» se refiere a los músculos abdominales (abreviatura de rectus abdominis). En estos casos, el útero, los intestinos y otros órganos sólo tienen una fina banda de tejido conjuntivo que los mantiene unidos. Sin un soporte muscular adecuado, un parto vaginal puede resultar difícil.

LEER MÁS  Estetica punk

Cómo corregir la diástasis de rectos

A algunas mujeres se les debilitan y separan los músculos del vientre durante y después del embarazo. Esto se conoce como separación abdominal, «diástasis de rectos» o «divaricación de rectos». Es una afección frecuente y suele mejorar en las primeras 8 semanas después del parto.

La separación abdominal se produce cuando el crecimiento del útero hace que los dos músculos largos y paralelos del estómago se separen. Estos músculos van desde el pecho hasta la pelvis, justo debajo de la piel, por el centro del vientre.

La separación abdominal es más frecuente en mujeres que han tenido más de un hijo, tienen más de 35 años o van a tener gemelos o trillizos (o más). También puede ocurrir en mujeres de baja estatura que van a tener un bebé más grande de lo normal.

Si tiene separación abdominal tras el nacimiento de su bebé, es posible que pueda ver un hueco entre las dos bandas de músculos abdominales. Puede ver este hueco con más claridad si se tumba boca arriba y levanta la cabeza.

La cirugía consiste a menudo en utilizar puntos de sutura para reparar la pared abdominal y reducir el espacio entre los músculos. Esto puede mejorar la calidad de vida y la fuerza muscular, especialmente cuando la separación es mayor de 3 cm.

Publicaciones Similares