Formas de la oreja

Forma de oreja perfecta

Existen muchas variaciones de tamaño y forma dentro de la etiqueta de «oreja normal», pero en general, la oreja normal es aquella en la que todas las estructuras (hélix, antihélix, tragus, antitragus, fosa escafoidea/triangular y conducto auditivo externo) están presentes y bien formadas.

Las fosas auriculares (fosas preauriculares) suelen ser un hallazgo bastante sutil en la exploración física. Se localizan en la unión superior del pabellón auricular con la cara y pueden ser unilaterales o bilaterales. Hasta el 10% de los lactantes asiáticos tienen fóveas, aunque son menos frecuentes entre los caucásicos y los afroamericanos. Existe una asociación poco frecuente entre las fosas auriculares y el síndrome braquio-orororrenal, por lo que se recomienda realizar pruebas audiológicas a estos niños, pero por lo demás se considera un hallazgo benigno. En el caso de una fóvea aislada, no suele recomendarse la realización de ecografías renales. El cribado de anomalías renales asociadas adquiere mayor importancia cuando están presentes otras anomalías, cuando existen antecedentes familiares positivos de sordera, patología renal o malformaciones auriculares, o cuando la madre tiene antecedentes de diabetes gestacional.

Formas de las orejas femeninas

Skip to main contentConocimiento a su alcanceTienda ahoraLas orejas de los animales tienen todo tipo de formas y tamaños. ¿Cómo afectan estos detalles de diseño a la audición? Haz réplicas y pruébalas en tus propias orejas: ¡a ver si te proporcionan una superaudición!    Crédito: George RetseckPublicidad

¿Alguna vez te has sentido desconcertado por un leve ruido cercano, intentando descubrir de qué se trata? Quizá hayas girado la cabeza o te hayas puesto la mano detrás de la oreja para oír mejor el sonido. ¿Y si pudiéramos hacer esta copa enorme? Algunos animales conocen la respuesta. Muchos animales con un oído excepcional tienen orejas grandes. Un serval (un tipo de gato salvaje africano), por ejemplo, puede oír a un ratón moviéndose bajo tierra. Y los murciélagos, que dependen del sonido para orientarse en la oscuridad, tienen orejas muy grandes en sus pequeñas cabezas.

LEER MÁS  Belkyra antes y despues

El sonido viaja por el aire en forma de ondas de presión. Cuando éstas entran en los canales auditivos (los orificios a cada lado de la cabeza), el oído interno (la parte interior de la cabeza) entra en acción. Traduce las ondas sonoras en señales nerviosas -una especie de código- que se envían al cerebro para que las procese. Sólo entonces se oye el sonido.

Formas raras de oreja

Un audífono es un pequeño dispositivo electrónico que se lleva dentro o detrás de la oreja. Aumenta el volumen de algunos sonidos para que la persona con pérdida auditiva pueda escuchar, comunicarse y participar más plenamente en las actividades cotidianas. Un audífono puede ayudar a oír mejor tanto en situaciones silenciosas como ruidosas. Sin embargo, sólo una de cada cinco personas que podrían beneficiarse de un audífono lo utiliza realmente.

Un audífono consta de tres partes básicas: un micrófono, un amplificador y un altavoz. El audífono recibe el sonido a través de un micrófono, que convierte las ondas sonoras en señales eléctricas y las envía a un amplificador. El amplificador aumenta la potencia de las señales y las envía al oído a través de un altavoz.

Los audífonos son útiles principalmente para mejorar la audición y la comprensión verbal de las personas que padecen una pérdida auditiva provocada por daños en las pequeñas células sensoriales del oído interno, denominadas células ciliadas. Este tipo de pérdida auditiva se denomina pérdida auditiva neurosensorial. El daño puede producirse como consecuencia de una enfermedad, el envejecimiento o lesiones provocadas por el ruido o determinados medicamentos.

Tipos de deformidad de la oreja

Los oídos son responsables de la audición y el equilibrio y son sentidos especiales clave junto con la visión, el tacto, el gusto y el olfato, sin los cuales la vida cotidiana sería muy difícil. A pesar de la gran variedad de formas de las orejas, el sentido del oído nos permite percibir sonidos de diferentes frecuencias y amplitudes. El sentido del equilibrio es otra función crítica de los oídos, y ciertos tipos de infecciones de oído suelen provocar mareos o vértigos. Muchos tipos de infecciones víricas en invierno pueden afectar a los oídos y provocar náuseas y mareos. La pérdida de audición se convierte en una preocupación si ciertas afecciones no se tratan adecuadamente. El aspecto de las orejas suele molestar a la mayoría de la gente más que su función, y ciertos tipos de formas de orejas pueden llevar a las personas a buscar cirugía correctiva para mejorar su estructura.

LEER MÁS  Mastopexia 2 meses después

Las orejas de soplillo suelen ser motivo de vergüenza, sobre todo para los niños, lo que puede dar lugar a burlas en la escuela. Las orejas deformes pueden estar relacionadas con la genética o con dos lesiones traumáticas y pueden requerir cirugía reconstructiva para una corrección adecuada. Aunque tanto las orejas deformes como las prominentes no están relacionadas con ninguna afección médica grave, pueden suponer una importante pérdida de autoestima para muchas personas. Afortunadamente, la cirugía correctiva en forma de otoplastia o pinnaplastia es una solución muy eficaz para remodelar las orejas y aumentar la confianza en uno mismo y el bienestar emocional.

Publicaciones Similares