Implante de seno encapsulado

Implante encapsulado

Cada año, unas 400.000 personas reciben implantes mamarios de silicona en Estados Unidos. Según datos de la U.S. Food and Drug Administration, la mayoría de esos implantes deben sustituirse en un plazo de 10 años debido a la acumulación de tejido cicatricial y otras complicaciones.

Los implantes mamarios de silicona se utilizan desde la década de 1960, y las primeras versiones tenían superficies lisas. Sin embargo, con estos implantes, las pacientes solían sufrir una complicación denominada contractura capsular, en la que se forma tejido cicatricial alrededor del implante y lo aprieta, lo que provoca dolor o molestias, así como una deformación visible del implante. Estos implantes también podían voltearse después de la implantación, lo que obligaba a ajustarlos o extraerlos quirúrgicamente.

A finales de la década de 1980, algunas empresas empezaron a fabricar implantes con superficies más rugosas, con la esperanza de reducir las tasas de contractura capsular y hacer que se «adhirieran» mejor al tejido y permanecieran en su sitio. Para ello crearon una superficie con picos que se extendían hasta cientos de micras por encima de la superficie.

¿Qué significa que un implante mamario esté encapsulado?

La contractura capsular, también conocida como encapsulación, es una complicación del aumento mamario en la que el tejido cicatricial forma una cápsula apretada y constrictiva alrededor de un implante mamario.

¿Cómo se fija un implante mamario encapsulado?

Actualmente, el único tratamiento eficaz para la contractura capsular es la capsulotomía o capsulectomía con retirada del implante o cambio del plano de inserción.

Implante mamario encapsulado icd-10

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

LEER MÁS  Infeccion protesis mama sintomas

La contractura capsular es una de las complicaciones más frecuentes tras la cirugía de implantes mamarios. Las estadísticas sobre su incidencia oscilan entre el 0,5% y el 30%. Un pecho debe ser suave y flexible, con una caída natural, incluso un pecho reconstruido tras una mastectomía. Si lleva implantes mamarios de solución salina o de silicona, la contractura capsular puede hacer que la mama reconstruida se desplace, cambie de forma, resulte dura al tacto o duela.

Para tratarla, existen opciones quirúrgicas y no quirúrgicas, y la mejor opción depende de la gravedad de la contractura y de sus preferencias personales. Sin embargo, la prevención es la mejor «cura», y hay varias cosas que puede hacer para reducir el riesgo de sufrir una contractura capsular. Estas medidas pueden tomarse tanto al principio como en caso de que la contractura vuelva a producirse después de tratarla.

Ecografía de implantes mamarios encapsulados

A veces, por muy experto que sea el cirujano plástico de una paciente, surgen complicaciones durante o después de la intervención. Esto se debe a que el cuerpo de cada persona es diferente. La composición del tejido conjuntivo varía mucho de un paciente a otro, por ejemplo, y esto significa que el proceso de cicatrización de cada paciente es totalmente único. Por eso, algunas personas tienden a desarrollar cicatrices gruesas tras cualquier tipo de lesión cutánea penetrante, mientras que otras pueden sufrir cortes profundos y desarrollar sólo cicatrices sutiles que desaparecen con el tiempo. Otro buen ejemplo de esta diferencia es la forma en que algunas mujeres desarrollarán estrías graves durante el embarazo, independientemente de lo que hagan para evitarlas, mientras que otras mujeres salen del embarazo casi sin estrías. Además, el sistema inmunitario de cada persona responde de forma diferente a los estímulos, y el de algunas pacientes no reacciona bien a los implantes médicos.

LEER MÁS  Cirugia parpados caidos precio

Por supuesto, las complicaciones durante la cirugía plástica son ahora muy raras, tanto por los avances en las técnicas quirúrgicas como porque hemos mejorado en la predicción de qué pacientes son propensos a experimentar complicaciones quirúrgicas. A los pacientes propensos a desarrollar tejido cicatricial grueso se les puede aconsejar que eviten someterse a cirugía plástica, o bien su cirujano utilizará técnicas quirúrgicas especiales que permitan colocar las incisiones a distancia (por ejemplo, insertar implantes mamarios a través de una incisión en la axila) para mantener las cicatrices en gran medida fuera de la vista. A los pacientes con sistemas inmunitarios debilitados o enfermedades autoinmunitarias se les suele aconsejar que renuncien a la cirugía y opten por formas menos invasivas de mejora estética. Asimismo, hay una serie de procedimientos que pueden utilizarse después de la cirugía, como la técnica de rehabilitación de Aspen, para tratar las complicaciones y mejorar el aspecto del paciente. Una de las áreas más comunes en las que se utiliza Aspen es en el tratamiento de la contractura capsular después de la cirugía de aumento mamario.

Dolor por implantes mamarios encapsulados

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuentes puede ser cuestionado y eliminado.Find sources:  «Contractura capsular» – noticias – periódicos – libros – scholar – JSTOR (enero de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla).

La contractura capsular es una respuesta del sistema inmunitario a materiales extraños en el cuerpo humano. Desde el punto de vista médico, se produce sobre todo en el contexto de las complicaciones derivadas de los implantes mamarios y las prótesis articulares artificiales.

LEER MÁS  Estetica holistica

La contractura capsular se produce tras la formación de cápsulas de fibras de colágeno estrechamente entretejidas, creadas por la respuesta inmunitaria a la presencia de objetos extraños instalados quirúrgicamente en el cuerpo humano, por ejemplo, implantes mamarios, marcapasos artificiales, prótesis ortopédicas; protección biológica por aislamiento y tolerancia. La contractura capsular se produce cuando la cápsula de fibra de colágeno se encoge, se tensa y comprime el implante mamario, de forma parecida al colapso de una burbuja de chicle[1]. Se trata de una complicación médica que puede ser dolorosa e incómoda, y que podría distorsionar la estética del implante mamario y de la mama. Aunque se desconoce la causa de la contractura capsular, entre los factores comunes a su incidencia se encuentran la contaminación bacteriana, la rotura de la cubierta del implante mamario, la fuga del relleno de gel de silicona y el hematoma.

Publicaciones Similares