Operacion aumento de pechos

Aumento de mamas deutsch

Aumento mamarioAspecto preoperatorio (izquierda) y postoperatorio (derecha) de una colocación bilateral submuscular de implantes salinos de 350 cc a través de una incisión en el surco submamario (IMF)Especialidad cirujano plástico[editar en Wikidata].

El aumento mamario y mamoplastia de aumento es una técnica de cirugía estética que utiliza implantes mamarios y técnicas de mamoplastia con injertos de grasa para aumentar el tamaño, cambiar la forma y alterar la textura de los senos. La mamoplastia de aumento se aplica para corregir defectos congénitos de las mamas y de la pared torácica[cita requerida] Como cirugía estética electiva, el aumento primario cambia la estética -de tamaño, forma y textura- de las mamas sanas[1].

El enfoque de implantación quirúrgica crea un aumento esférico del hemisferio mamario, utilizando un implante mamario relleno de solución salina o gel de silicona; el enfoque de transferencia de injertos de grasa aumenta el tamaño y corrige los defectos de contorno del hemisferio mamario con injertos de tejido adiposo adipocitario, extraído del cuerpo de la persona.

Aumento de pecho sin cirugía

La investigación es limitada; sin embargo, no ha habido informes recientes de problemas clínicos en bebés de madres con implantes mamarios de silicona. En 2001, la Academia Americana de Pediatría (AAP) emitió una declaración relativa a la transferencia de fármacos y otras sustancias químicas a la leche humana icono externo, indicando que el Comité de Fármacos consideraba que no había pruebas suficientes para justificar la clasificación de los implantes de silicona como una contraindicación para la lactancia materna.

Por lo general. La mayoría de las madres que se han sometido a cirugía de mama o pezón son capaces de producir algo de leche, pero no todas ellas serán capaces de producir un suministro completo de leche para sus hijos. No es necesario tener una producción de leche completa para que la experiencia de la lactancia materna sea satisfactoria, ya que es posible complementarla de forma que favorezca la lactancia materna.

LEER MÁS  Aumento de pecho elche

Los procedimientos de aumento, elevación y reducción mamaria pueden afectar a los nervios y conductos mamarios, lo que repercute en la lactancia. Los implantes mamarios por debajo del músculo suelen afectar menos a la producción de leche que los implantes por encima del músculo. Las incisiones alrededor de la areola y las técnicas quirúrgicas que incluyen la extirpación completa de las areolas y los pezones tienen más probabilidades de reducir la producción de leche. Con el tiempo, los conductos seccionados durante la intervención pueden volver a unirse o formar nuevas vías, y los nervios pueden recuperar su funcionalidad, permitiendo a la madre producir leche. Una cicatriz alrededor de toda la areola tras una reducción mamaria no indica un desprendimiento completo, ya que puede haber permanecido conectada al tejido que contiene nervios, conductos e irrigación sanguínea. La cantidad de leche producida dependerá del número de conductos conectados y de la funcionalidad de los nervios que permiten la lactancia, así como de otros factores aparte de la cirugía, como las hormonas y la extracción de leche. Los bebés de madres que se han sometido a cirugía mamaria deben ser vigilados atentamente para que ganen el peso adecuado. Las madres pueden necesitar apoyo para aumentar la producción de leche y/o complementarla con leche humana pasteurizada de donante o leche de fórmula.

Recuperación del aumento mamario

La guía final, Breast Implants – Certain Labeling Recommendations to Improve Patient Communication (Implantes mamarios: ciertas recomendaciones de etiquetado para mejorar la comunicación con el paciente), ofrece recomendaciones sobre el contenido y el formato de cierta información de etiquetado para implantes mamarios de solución salina y gel de silicona, entre otras cosas:

LEER MÁS  Operación reducción de pecho

La cirugía de implantes mamarios puede realizarse en un hospital o centro quirúrgico. Las pacientes que se someten a una cirugía de implantes mamarios pueden tener que pasar la noche en el hospital (cirugía hospitalaria) o pueden volver a casa después (cirugía ambulatoria). La intervención puede realizarse con anestesia local, en la que la paciente permanece despierta y sólo se adormece la mama para bloquear el dolor, o con anestesia general, en la que se administran medicamentos para dormir a la paciente. La mayoría de las mujeres reciben anestesia general para esta intervención. La cirugía de implantes mamarios puede durar de una a varias horas, dependiendo del procedimiento y de las circunstancias personales.

Si la intervención se realiza en un hospital, la duración de la estancia hospitalaria variará en función del tipo de intervención, de las posibles complicaciones tras la intervención y de su estado general de salud. La duración de la estancia hospitalaria también puede depender del tipo de cobertura que ofrezca su seguro.

Enfermedad de los implantes mamarios

Hay dos tipos de superficie de implante disponibles para las pacientes de aumento mamario: lisa y texturizada. Los implantes texturizados tienen pequeñas protuberancias en su superficie. Estos implantes se desarrollaron con la esperanza de reducir el riesgo de contractura, una complicación que algunas mujeres desarrollan después del aumento. Puede leer más sobre la contractura y otras complicaciones en nuestras preguntas frecuentes. Los implantes lisos tienen una superficie más lisa que irregular. Muchos cirujanos prefieren los implantes lisos por su tacto más suave y natural.

Las mujeres pueden elegir entre implantes rellenos de gel cohesivo de silicona o de solución salina. Ambos tipos de relleno se han utilizado desde los primeros tiempos de la implantación mamaria.    A diferencia de los implantes de silicona anteriores a 1990, con un relleno más líquido, los implantes modernos se rellenan con silicona de consistencia gomosa. Aunque no hay pruebas de que la exposición a la silicona pueda causar ninguna enfermedad en los seres humanos, algunas mujeres prefieren que sus implantes se rellenen con solución salina. En el improbable caso de que se rompiera la cubierta exterior del implante, la solución salina, una solución de agua salada completamente bioabsorbible, sería simplemente absorbida por el cuerpo y el implante se desinflaría. La silicona no es biodegradable y, por lo tanto, una mujer no notaría ningún cambio en el volumen del implante si se produjera una pérdida de integridad en la cubierta de un implante de silicona. Por este motivo, la FDA recomienda realizar una resonancia magnética periódica para confirmar la integridad de los implantes rellenos de silicona. La mayoría de los cirujanos y pacientes coinciden en que los implantes de solución salina no tienen el tacto natural de los implantes de silicona.

LEER MÁS  Que es la papada

Publicaciones Similares